27/2/12

Dicho de la semana (1) El carajo la vela

Castiza expresión castellana, recientemente desempolvada por un político vasco, sobre cuyo origen y significado especulan los expertos.
Si para Francisco Umbral es obscena y surrealista, para el periodista Jaime Campmany - que cita al premio Nobel Cela -la frase equivaldría a huevón a la vela, que procede de América y hace referencia al tonto superlativo que "siempre martillea sus tonterías en el mismo sitio".
Carajo, según el Diccionario de la Real Academia, es voz malsonante que designa el miembro viril o pene. Asociada a la palabra vela significaría " un carajo tieso como una vela", como declaraba el académico Luis María Ansón en la tertulia del programa radiofónico Protagonistas, de Luis del Olmo.
Más hipótiesis: la de quien afirma que la frase deriva de una pequeña embarcación llamada carajo y de su forma de navegar, la que alude a un tipo de vela cuadrada, llamada caraja, que impulsa ciertas embarcaciones en América; o la referencia a una tribu indígena brasileña, los carajos, que se mueven en barcas por el Amazonas. Por último, los pescadores conocen al pez volador como carajillo a la vela, que lo mismo nada que vuela. Aunque es poco probable que tan contundente expresión tenga que ver con este inocente pescado escomberesociforme.

1 comentario:

Eterna Lolita dijo...

Jajaja siempre he odiado la palabra carajo... Me da repelús, no se por qué XD Un beso!

ShareThis