21/2/15

Hoy entrevistamos a... J.M Cuenca

Buenos días!!

Hoy compartimos nuestra sala de lectura con el autor de La Morada de Dios J.M Cuenca.








Antes de nada quiero agradecerte que nos permitas entrevistarte en el blog.

1.       ¿ Que podemos encontrar en tú novela y a que publico va dirigido?

Lo primero es agradeceros que me hayáis abierto, de par en par, las puertas de vuestra “Sala de lectura”. Es un honor entrar y participar en ella activamente.

Respondiendo a la pregunta, os puedo adelantar que “La morada de Dios” es una novela atípica (en el buen sentido literario). La razón es la curiosa mezcla de géneros que ofrece. Varios de los reseñistas que la han catado la han definido como una novela “histórico-thriller-fantástica”.

En ella se plantea el sentido de la vida y de la muerte. Se habla de la fe pero sin ser dogmática. Hay grandes dotes de aventura, fantasía y una buena dosis de historia. Su protagonista te llevará de la mano por el Camino de Santiago mientras describe, de manera minuciosa, monasterios y abadías cistercienses. La tensión, el frenesí argumental y una velocidad narrativa de vértigo completan este explosivo “cocktail” literario. Y hasta aquí puedo llegar…

La novela se dirige a un público aventurero y detectivesco que disfruta con las obras de Sherlock Holmes y Agatha Christie. Un público que ama la acción al estilo de Indiana Jones. Un público que le gusta encontrar sentido a las grandes preguntas existenciales. ¿Existe realmente este público? Ya veremos.

2.       ¿Cómo se te ocurrió la idea de la trama?

La idea surgió en un instante. ¡Zas! Ahí estaba el protagonista hablándome desde el interior de mi cabeza. Junto a una taza muy caliente de chocolate esbocé la primera idea. Finalmente, y como explico en mi ficha de autor, decidí abandonar mi trabajo, mis obligaciones y todo lo que me ataba a este mundo para emprender el Camino de Santiago. Allí pude desarrollar la trama a la vez que veía crecer y hacerse realidad al protagonista de mi novela. De esa experiencia y de una imaginación “desbocada” surgió la que hoy es la trama definitiva.

3.       Uno o dos adjetivos que definan a tus protagonistas.

Intrépidos y perseverantes.

4.       ¿Cuándo comenzaste a escribir?

Fue a la corta edad de 3 años… jejeje. ¡Es broma! ¿Se admiten? ¿No? Entonces hemos acabado la entrevista. Una pena. Iba a decir que empecé a escribir en la época del instituto. Recuerdo que mis redacciones me aseguraban el sobresaliente. La clase entera esperaba mis “paridas” mensuales como las huelgas estudiantiles de la época. Qué tiempos aquellos. Aunque jamás pensé que aquella afición acabase en lo que ha acabado.

5.       ¿Qué escritor ha marcado tu carrera como escritor?

Ken Follet, sin duda alguna. “Los pilares de la tierra” era mi obra de cabecera hasta que parí “La morada de Dios”. Esta segunda es mucho mejor. Y no lo digo yo, lo dice Follet.

6.       ¿Qué sentisteis el día que salió a la venta tu libro?

Me sentí bastante mal. No solo el primer día,  también el segundo, el tercero… y así hasta el décimo cuarto que es cuando descubrí que un alma piadosa había adquirido en Amazon la primera novela. Pensaba que no vendería ni un solo ejemplar.

7.       ¿Te has buscado en alguna librería, ¿ Por curiosidad, vaya.

El libro, como sabéis, es autopublicado. Por el momento, sólo disponible en Amazon. Pero es cierto que he buscado opiniones del libro en foros y blogs. Por el momento no he encontrado mi álter ego reseñista que “descuartice” capítulo a capítulo la novela.

8.       ¿Te llevó mucho tiempo escribir tu novela?

El primer borrador lo escribí en tres meses. Lo revisé varias veces y lo di por finiquitado en un año. Ahí es donde entra, la que para mí, es la coautora del libro. Mi pareja, periodista y diseñadora, hizo suya “La morada de Dios” y la pulió hasta convertirla en un diamante. Durante 8 años (no hay error tipográfico) trabajó en ella convirtiéndola en la novela que es hoy una realidad para que todos la disfrutéis.

9.       ¿Cómo fue la búsqueda de editorial?

Las editoriales son como los fantasmas. No basta con querer contactar con el más allá para conseguirlo. Aunque debo decir que mi experiencia es positiva. Habré “contactado” o intentado contactar con unas 20 editoriales. Puedo decir que estoy muy agradecido a todas ellas. Ninguna me ha insinuado el más mínimo interés en el manuscrito (ahorro de papel). Nadie me ha pedido una revisión del texto (otros ocho años ahorrados para la correctora). Y ninguna de ellas ha querido comprar los derechos internacionales (ya no tengo que preocuparme por mi lamentable nivel de inglés). Así que, gracias editoriales.

10.   Te has encontrado con editoriales que te han cerrado la puerta?

Las editoriales no tienen puertas. Las editoriales son como los oasis del desierto. Es necesario caminar mucho, sobrevivir al calor y al hambre, no caer en el desánimo para encontrar una y, cuando la encontramos, es posible que el oasis esté seco. Así que nada de puertas, todo lo contrario.

11.   ¿Qué consejo le darías a una persona que está escribiendo aún su primera novela?

Una persona que ya escribe su novela no necesita ningún consejo. Le daría ánimos, le diría que la acabe, que diseñe una gran portada y que se tire de cabeza al ruedo de la autopublicación. ¡Ah! Y si consigue vender un ejemplar que presuma de ello, sobre todo con aquellos que durante mucho tiempo le dijeron que no podría hacerlo y que era una locura. 

12.   ¿Qué les dirías a tus lectores?

Les diría que no me leyeran. Que dedicaran ese tiempo a viajar, vivir la vida, disfrutar del teatro, ir a conciertos, comer palomitas en el cine… Un saludo.


Muchas gracias por compartir con nosotras este ratito en el blog.












Image and video hosting by TinyPic 

ShareThis