16/1/16

Hoy entrevistamos a.... Elisabeth Marrón

Buenos días:

Hoy en nuestra sala de lectura, compartimos la mañana con nuestra querida Elisabeth Marrón, autora de No Me Olvides. Poneros cómodos, que comenzamos!!








Antes de nada quiero agradecerte que nos permitas entrevistarte en el blog.
  1. ¿ Que podemos encontrar en tú novela y a que publico va dirigido?
“No me olvides” es una novela romántica y erótica, pero también, es muy dramática. A su vez, se puede encontrar pasión y acción, al igual que mucho “Rock & Roll” y amor por la música. Los personajes son muy diferentes entre ellos, pero a medida que avanza la trama se nota como van cumpliendo sus objetivos y como maduran.
Es una novela para los románticos con ganas de encontrar algo “distinto”.
  1. ¿Cómo se te ocurrió la idea de la trama?
Surgió. Leo muchísima novela romántica y no me acababa de encontrar con lo que quería. Soy una persona muy decidida y me dije “¿Por qué no la escribes?”. Y eso hice.
Quería explicar una historia de amor lejana. De dos personas que se conocían desde la infancia y que unos sucesos les cambiaron la vida a ambos. Unos sucesos que los separaron hasta años después, donde se vuelven a reencontrar. Y ahí empieza toda la trama. La tensión del reencuentro, las explicaciones, disculpas, declaraciones, etc. Y todo lo que viene después, claro.
Escribirla ha sido apasionante.
  1. Uno o dos adjetivos que definan a tus protagonistas.
Apasionados y fuertes.
  1. ¿Cuándo comenzaste a escribir?
Al finalizar todos mis estudios y, al encontrarme solo trabajando, me vi poco realizada. Y, si a eso le sumamos que soy una lectora voraz, y que no encontraba ninguna novela romántica que me dejara indiferente, me propuse como “hobby” desahogarme escribiendo la historia que me gustaría leer.  Y “voilá”.
  1. ¿Qué escritor ha marcado tu carrera como escritor?
HARUKI MURAKAMI. Si, y lo pongo con mayúsculas porque sin duda sus libros me han marcado. Adoro sus libros. Todo él es pura emoción y logró dejarme noqueada con “Sputnik, mi amor”.
Irving Welsh es de mis escritores predilectos. Su manera ácida y clara de escribir me engatusó desde adolescente. No tiene ningún tapujo a la hora de escribir, sea del tema que sea. Y para mí, es algo muy importante. No hay que tener miedo en lo que estás haciendo, debes escribir lo que realmente sientes y crees.
Y después están el resto. Patrick Rothfuss, George R.R. Martin (Aunque me aterra la manera que tiene de finalizar los libros…), Akiyuki Nosaka, Stieg Larsson, Nora Roberts, Charlaine Harris, Elísabet Benavent, Sara Ballarín, etc.
  1. ¿Qué sentisteis el día que salió a la venta tu libro?
Histerismo. Ver mi trabajo en papel es de lo más gratificante que he hecho en mi vida. Mirar las hojas y decir “¿Esto es mío?”. Es algo fascinante al igual que satisfactorio.
  1. ¿Te has buscado en alguna librería, ¿ Por curiosidad, vaya.
No paro de mirar Amazon. Con el tiempo me he ido desquitando, pero la verdad que estoy enganchada. Mi marido está como loco de emoción también y no puede dejar de mirarlo.
  1. ¿Te llevó mucho tiempo escribir tu novela?
Escribirla no fue difícil. Revisarla fue más complicado, no paraba de cambiar cosas y no acababa de quedarme convencida. Y publicarla ha sido lo más difícil. Meterte de lleno en el terreno informático y maquetación es una ardua tarea. Admiro a los profesionales del sector.
  1. ¿Cómo fue la búsqueda de editorial?
Desistí. Me aconsejaron desde el principio trabajar en Amazon.
  1. Te has encontrado con editoriales que te han cerrado la puerta?
Si, es algo frustrante. Sueño con que llegue el día en el que a alguna le guste mi obra y quiera publicarla.
  1. ¿Qué consejo le darías a una persona que está escribiendo aún su primera novela?
Que escriba lo que sienta. Sin tener miedo del que dirá ni lo que puedan opinar. Que sus dedos se fusionen con el teclado y que refleje a través de ellos todo lo que quiera expresar.
  1. ¿Qué les dirías a tus lectores?
Que se lo pasen bien. Ante todo hay que pasárselo bien, aunque lo que vivamos, leamos o escribamos sea triste tiene un propósito. Aprender a superar los baches y ser capaces de mirar hacia atrás y reírnos de aquellas malas experiencias.
La sonrisa no hay que perderla nunca.

Muchas gracias por compartir con nosotras este ratito en el blog.










Image and video hosting by TinyPic




ShareThis