8/12/10

Historia de los marcapáginas

Con la denominación de puntos " minis " nos estamos refiriendo a un tipo de puntos, no muy abundantes, de cartón y tamaño muy pequeño cuya edición se inició en España alrededor de 1925 y que cayeron en declive a inicios de los años 40.Todos los que he encontrado fueron comercializados por la imprenta barcelonina Gráficas Manén.



Su principal característica y lo que los hace singulares es su utilización lateral para señalar la línea donde se dejó la lectura y para ello el comepáginas que presentan acaba en forma puntiaguda, y no redonda, como la gran mayoría de marcapáginas. Todos ellos són de publicidad ajena a los libros y en el anverso o dorso presentan las instrucciones de uso.




Se editaron otros puntos de similares tamaños pero no los consideramos de este género porque no eran para señalar la línea. Os mostramos dos ejemplos: El primero es un marcapáginas publicitario de la colonia Pompeya. Como podeis ver el comepáginas es redondo, es decir, se podía poner por el costado del libro pero no señalaba la línea.


El segundo ejemplo corresponde a un marcapáginas de 1931 con publicidad de Citroen y que sujeto al lomo con una cinta permitía marcar la página y nada más.

2 comentarios:

Luisa dijo...

Me ha encantado la entrada¡¡,ha sido muy interesante saber el origen de los marcapáginas, un práctico adorno, que, por cierto,me encanta tener y hacer¡

brujitamorada dijo...

Me alegro Luisa que te haya gustado.
A mi tambien me gustan muchos lo marcapáginas de echo estoy intentando hacer colección.

ShareThis