23/12/11

Reseña: Los pilares de la Tierra

Ficha Técnica
Título original: The Pillars of the Earth
Editorial: Plaza & Janés
Año publicación: 1989
Traducción por: Rosalía Vázquez Tomás
Temas: Literatura histórica y literatura narrativa.
Nª de páginas: 1040



Opinión personal: Puede Contener Spoiler
Una catedral gótica y su proceso de construcción sirven de excusa para la articulación de una historia que transcurre en la Edad Media, época de caballeros y escuderos, pero con un contenido sin anacronismos, en el que se entrecruzan sentimientos atemporales, como el odio, el amor, la venganza, o el miedo.
 Tom, un constructor, y su familia, comienzan un viaje sin retorno por los tortuosos caminos de Inglaterra, tratando de encontrar trabajo. Tom aspira a participar en la construcción de un edificio catedralicio, es su gran sueño. A partir de ahí, se sucederá una cascada de acontecimientos, y nunca mejor dicho. No tenemos ante nosotros un manual de construcción, sino un libro donde las vivencias de los personajes ocupan un primer plano.
 Una vez uno se adentra en la trama, no puede dejar de leer, está deseando de saber que va a ser lo siguiente que va a ocurrir o como va a seguir la trama del libro, ya que en cada hoja del libro nos encontramos con un nuevo descubrimiento en la historia.

Seguramente muchos de vosotros no os hallais atrevido a leer este libro, lo primero por el volumen de la obra, más de 1000 páginas y segundo porque pensais que trata en todo momento de la construcción de una catedral, lo cuál no es del todo mentira, pero esta obra es mucho más aqui nos encontramos con gente que trabaja, que se enamora, que odía, que asesina, gente pobre y humilde que solo busca el poder vivir día a día lo más felices posibles y gente rica que solo desea tener más y mas riquezas aunque tengan que pasar por encima de mucha gente. Por ello te animo desde ya a darle una oportunidad a esta obra maestra, que apesar de su gran volumen la lectura es muy amena y muy rápida.


Los héroes de la historia lo son por méritos propios, pero ya no por llevar a cabo grandes gestas. Sobretodo, por superar el día a día, por levantarse una y otra vez y sobreponerse a las dificultades. Por creer en una vocación, religiosa o profesional. Por tener fe en un sentimiento, en una persona, o en un ser superior. Y con la certeza de que se recoge lo que se siembra. Cada uno de ellos, por muy diferente que sea su escala de valores, es fiel a su objetivo. Los obstáculos, por insalvables que parezcan, no les hacen desistir. Persisten. Luchan. Y... ¿logran lo que buscan? Eso ya no es lo importante. Lo que cuenta es el modus operandi. Y lo que yo admiro. 

 Las hadas puntuan:






Image and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPic







2 comentarios:

Tatty dijo...

Me encantó este libro, lo leí hace ya varios años pero aún recuerdo la historia y lo que disfruté con la lectura, es muy bueno
un beso!

brujitamorada dijo...

A mi también me encantó este libro, tanto que en breve quiero releerlo!!
Feliz navidad Tatty!

ShareThis