26/3/12

Dichos de la semana (5) Dárselas a uno con queso

Ya en el Edad Media, La Mancha era famosa por sus vinos de calidad, y taberneros de toda España se desplazaban hasta las bodegas manchegas para comprar los barriles de vino. Antes de pagar, los taberneros tenían la buena costumbre de probar la mercancia.
Para dar salida a las partidas de vino picado o de muy baja calidad, los dueños de las bodegas recurrían a un arte especial: agasajaban a los compradores novatos y confiados con un saboroso plato de queso manchego en aceite, porque su fuerte sabor hacía que el paladar del incauto tabernero o distinguiera un buen caldo de uno echado a perder.
Esta innoble práctica dio origen a la expresión dársela a uno con queso, que se utiliza cuando alguien es engañado o estafado.

1 comentario:

Alice dijo...

jajaja que curioso..!! jaja gracias por la info!!!

ShareThis